Los motores para puertas y su mantenimiento

Automatizar la puerta del garaje o la de entrada a su propiedad ha sido una tarea entretenida y mucho más fácil de lo que se imaginaba. ¿Y ahora como mantenerla en perfecto estado?

Dependiendo del automatismo que hayamos adquirido, sobre todo por su calidad de componentes y resistencia de la campana protectora, las tareas de mantenimiento pueden ser exigentes, poco o exigentes, e incluso no hará falta mantenimiento en el caso de haber instalado un motor que no lo precisa, como pasa con los modelos premium de CAME.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que la mayoría de los motores y accesorios están a la intemperie, y por tanto les afecta el clima: lluvia, nieve, frío, calor, etc. Por ello es muy importante que con cierta regularidad comprobemos el correcto funcionamiento de fotocélulas, funciones de seguridad, y movimiento. Si percibimos que algún elemento no funciona, se producen ruidos extraños, o el movimiento de la puerta no es el correcto, deberemos acurdir al manual de instrucciones, y al Servicio Técnico Oficial.

Ejemplo de elementos a revisar cada 6 meses:

  • Que las luces de aviso de maniobra parpadeen al operar la puerta
  • Que la puerta se detenga e invierta su maniobra de cierre al obstaculizar las células fotoeléctricas
  • Retener la puerta con la mano, para comprobar el correcto funcionamiento del sistema antiaplastamiento.
  • Probar todas las funciones del mando a distancia y sus órdenes.
  • Desbloquear la puerta para liberarla del motor, y hacerla funcionar manualmente para comprobar bisagras, muelles, cremalleras, carriles, pivotes, etc
  • Comprobar la etapa de desaceleración y cierre amortiguado.
  • Observar la cadena de transmisión de los motores para puertas basculantes y seccionales de techo, la articulación de los brazos y cilindros de las las puertas batientes.

Ejemplo de operaciones de revisión cada año.

  • Controlar el bloqueo de la puerta y los elementos de la guía.
  • Asegurar el funcionamiento correcto de los mandos a distancia desde distintas posiciones y distancias.
  • Comprobar el sistema de sujección y anclaje del automatismo y de la puerta durante las operaciones de apertura y cierre).
  • Controlar la pintura y la corrosión. Si encuentra daños, no lo deje pasar.

Esperamos que estos consejos ayuden a mantener en perfectas condiciones el motor y las puertas. Siempre es aconsejable revisar el manual del automatismo instalado, y hablar con el Servicio Técnico especializado para estar informado del mejor modo de mantener nuestro motor.

Y si el motor no necesita mantenimiento… a disfrutar y despreocuparse! aunque los más desconfiados y precavidos, siempre le darán un vistazo, para comprobar que después de 30 años, el motor sigue funcionando perfectamente 😉

Os dejo algunos ejemplos de motores para puertas que no precisan de mantenimiento:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s