Reparar puerta de madera automática y manual

reparar-puertas-madera-automaticasCon la humedad, los cambios de temperatura, y el uso, es normal que las puertas de madera automáticas y manuales se descuelguen, comben o sufran de holguras.

Arreglar una puerta que roza es fácil, incluso si el bricolaje no te hace mucha ilusión. Para arreglarla tienes dos opciones: llama a un profesional, o hazlo tu mismo, y hoy te mostramos lo fácil que es ponerte manos a la obra!

¿Sábado por la mañana por ejemplo? Después de un buen desayuno y hojear el periódico o iPad, es un momento perfecto para llevarte unas cervezas hasta la puerta problemática…ah! y la caja de herramientas!

Lo primero que debemos hacer es revisar las bisagras de la puerta. A menudo el paso del tiempo las afloja, y hacen que las puertas se descuelguen. Si la puerta además es automática, seguramente acabará por romper el motor o alguna pieza. Aprieta con el destornillador los tornillos de la bisagra, y si no consigues ajustarla, entonces hay que desmontar, rellenar los agujeros de la puerta con masa de agarre (fácil de encontrar en ferreterías) y volver a atornillar. Si el problema es que los tornillos no salen ni tampoco aprietan, entonces muy fácil! con una cuña haz palanca, sácalos, rellena de masa, y pon tornillos nuevos.

¿La puerta sigue rozando por debajo o en el lomo lateral de cierre? La madera hincha, y ese exceso solo lo podemos corregir lijando. Un pequeño repaso con la lija seguro esperemos sea suficiente! y si no lo es, entonces pasaremos a lo que los carpinteros llaman cepillar la puerta: consiste en rebajar la madera con la herramienta llamada cepillo, un instrumento más agresivo que la lija. Antes de ponerte a cepillar, marca con un lapiz la zona de roce, y actúa sobre ella.

Un problema más complejo, es cuando la puerta no cierra porque hay holgura en la placa de la cerradura ¿cómo es posible te preguntarás? La dilatación y la contracción de la madera con los cambios de temperatura hace que con el tiempo la hoja de la puerta se deforme. El resultado es que la puerta no cierra al haberse alejado de la placa del pestillo. Para arreglarlo, afloja los tornillos que fijan la placa al canto de la puerta y coloca un trozo de cartón entre la placa y la madera. Listo!

Tu puerta coredera, batiente, de garaje incluso del salón si se tercia, ya está reparada, has pasado un buen rato practicando bricolaje, y te has ganado una buena comida!! FELIZ SABADO BRICOLERO DE PARTE DE TODO EL EQUIPO DE VICAPE!

http://www.vicape.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s