Motores para Puertas Tranquilas

puertas automaticas tranquilas vicape

Comprar el motor para la puerta de nuestro garaje, hogar o negocio, es una decisión importante, dado que la seguridad y la comodidad de la puerta automática,  van a depender de la calidad del automatismo que instalemos, y sus características propias.

Motores para puertas tranquilas

Tenemos muchos clientes que cuando nos piden asesoramiento para comprar e instalar nuevos motores para sus puertas, ya sean puertas correderas, de garaje basculantes o seccionales, batientes de una o dos hojas, enrollable… nos piden como fundamental lo siguiente:

  1. Que el motor sea silencioso para no molestar a vecinos y habitantes de la casa, especialmente en zonas tranquilas, y en horarios nocturnos.
  2. Que los niños, adultos, animales, coches, motos y bicicletas que usen la puerta automática estén a salvo de golpes y aplastamientos.
  3. Que el motor abra abra y cierre la puerta lo más rápido posible, para evitar esperas que propicien atracos, y  atascos de tráfico en calles concurridas.
  4. Que el motor no falle y de averías.

Pues estos cuatro puntos, son los que cumplen los motores para puertas a los que los técnicos de VICAPE llamamos “Motores para puertas tranquilas” .

Los motores para puertas tranquilas se identifican porque incorporan la Tecnología 24V, la cual los hace mucho más silenciosos que los antiguos de 230V, están protegidos por campanas protectoras ABS, que silencian el ruido de los mecanismos internos, además de proteger el motor en sí, de golpes y la abrasión del clima.

Los motores para puertas tranquilas tendrán baterías de emergencia , para que en caso de fallo del suministro eléctrico, los sistemas anti-aplastamiento, fotocélulas, y STOP de emergencia, sigan funcionando correctamente, gracias a las baterías, y así evitar accidentes. Además, sin un atracador, corta el cable de corriente, para que nuestra puerta no abra, y aprovechar el momento para asaltarnos, si tenemos baterías instaladas en una puerta automática, ésta se abrirá y cerrará como siempre, lo cual incrementa notablemente la seguridad.

La velocidad es cuestión de motores de alta capacidad, diseñados en principio para lugares de mucho tráfico, como Centros Comerciales, parkings, hoteles, negocios…sin embargo, los motores rápidos para tráfico intensivo, pueden instalarse perfectamente en el ámbito residencial y comunitario, ofreciendo un extra de confort y seguridad, por su excepcional velocidad.

Respecto a la fiabilidad y durabilidad de los motores para puertas, los materiales, la inversión en diseño e investigación industrial, las innovaciones aplicadas y el cumplimiento de las normativas CE y EN, son la clave. Evidentemente, todos estos aspectos, repercuten en el precio, que sin bien un motor nos puede parecer barato respecto a otro, si analizamos bien las características de cada uno, el fabricante que lo haya diseñado y construido, y la solvencia técnica del distribuidor o instalador, veremos que nuestra tranquilidad merece la inversión. Son marcas de automatismos absoluta referencia en durabilidad y fiabilidad, MOTORLINE, CAME, ERREKA Y APRIMATIC.

La forma más sencilla de encontrar el motor adecuado para automatizar una puertas tranquilas, es hablar con un técnico especialista, por lo que como siempre, el equipo técnico de VICAPE, estamos a vuestra disposición de consulta en:

vicape@vicape.com

 934737015

Y en la zona de comentarios de nuestro blog.

www.vicape.com

Los motores para puertas y su mantenimiento

Automatizar la puerta del garaje o la de entrada a su propiedad ha sido una tarea entretenida y mucho más fácil de lo que se imaginaba. ¿Y ahora como mantenerla en perfecto estado?

Dependiendo del automatismo que hayamos adquirido, sobre todo por su calidad de componentes y resistencia de la campana protectora, las tareas de mantenimiento pueden ser exigentes, poco o exigentes, e incluso no hará falta mantenimiento en el caso de haber instalado un motor que no lo precisa, como pasa con los modelos premium de CAME.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que la mayoría de los motores y accesorios están a la intemperie, y por tanto les afecta el clima: lluvia, nieve, frío, calor, etc. Por ello es muy importante que con cierta regularidad comprobemos el correcto funcionamiento de fotocélulas, funciones de seguridad, y movimiento. Si percibimos que algún elemento no funciona, se producen ruidos extraños, o el movimiento de la puerta no es el correcto, deberemos acurdir al manual de instrucciones, y al Servicio Técnico Oficial.

Ejemplo de elementos a revisar cada 6 meses:

  • Que las luces de aviso de maniobra parpadeen al operar la puerta
  • Que la puerta se detenga e invierta su maniobra de cierre al obstaculizar las células fotoeléctricas
  • Retener la puerta con la mano, para comprobar el correcto funcionamiento del sistema antiaplastamiento.
  • Probar todas las funciones del mando a distancia y sus órdenes.
  • Desbloquear la puerta para liberarla del motor, y hacerla funcionar manualmente para comprobar bisagras, muelles, cremalleras, carriles, pivotes, etc
  • Comprobar la etapa de desaceleración y cierre amortiguado.
  • Observar la cadena de transmisión de los motores para puertas basculantes y seccionales de techo, la articulación de los brazos y cilindros de las las puertas batientes.

Ejemplo de operaciones de revisión cada año.

  • Controlar el bloqueo de la puerta y los elementos de la guía.
  • Asegurar el funcionamiento correcto de los mandos a distancia desde distintas posiciones y distancias.
  • Comprobar el sistema de sujección y anclaje del automatismo y de la puerta durante las operaciones de apertura y cierre).
  • Controlar la pintura y la corrosión. Si encuentra daños, no lo deje pasar.

Esperamos que estos consejos ayuden a mantener en perfectas condiciones el motor y las puertas. Siempre es aconsejable revisar el manual del automatismo instalado, y hablar con el Servicio Técnico especializado para estar informado del mejor modo de mantener nuestro motor.

Y si el motor no necesita mantenimiento… a disfrutar y despreocuparse! aunque los más desconfiados y precavidos, siempre le darán un vistazo, para comprobar que después de 30 años, el motor sigue funcionando perfectamente 😉

Os dejo algunos ejemplos de motores para puertas que no precisan de mantenimiento:

La importancia de las normas de seguridad de las puertas automáticas y el sentido común

Avisador luminoso para puertas de garaje automáticasHace 7 años (mayo de 2005) entró en vigor la última directiva comunitaria (Unión Europea) sobre las puertas automáticas y manuales, por la que se obliga a fabricantes e instaladores a cumplir con una serie de obligaciones en materia de seguridad de las puertas.

Uno de los puntos más importantes en la seguridad obligatoria son las fotocélulas detectoras de obstáculos y los avisadores luminosos de apertura y cierre de las puertas.

Independientemente de que la instalación la haga un técnico, o la hagamos nosotros como particulares, incluso de las normas, lo primero que siempre debemos tener en cuenta es la seguridad de quienes van a usar nuestras puertas, los que van a estar cerca de ellas, y de nosotros.

Muchos usuarios cuando deciden instalar un automatismo, intentan hacerlo de la forma más económica posible, y como en casi todo tratamos de ahorrar lo más posible, además de perjudicar la durabilidad y funcionalidad del motor, se reduce drásticamente el nivel de seguridad de la puerta, aun siendo un elemento ciertamente peligroso en el día a día.

En muchas ocasiones hemos escuchado decir: “yo tengo cuidado de abrir o cerrar la puerta cuando la veo y no hay nadie”. Y es cierto, tenemos cuidado, pero como en tantos otros aspectos de la vida, también tenemos cuidado, y no por eso deja de haber accidentes como ocurre con el tráfico, tanto por nuestras distracciones como por acciones no controladas de terceros. Recientemente nos relataban como un ciclista tuvo un grave accidente al chocar con una puerta basculante con apertura hacia el exterior por no verla, ni tampoco tener posibilidad el propietario de divisarle para advertirle. Faltaba un aviso luminoso…

Esta es la verdadera e importante razón a la hora de decidir instalar elementos de seguridad (fotocélulas, bandas, avisadores luminosos, motores con encoder, mandos con sistema antipánico…)

Los avisadores luminosos, a pesar de su bajo coste, son uno de los elementos de seguridad más agradecidos sobre todo para terceros. Advierten de que una puerta se está moviendo, y por tanto peatones y otros vehículos se preparan para tomar las debidas precauciones ante la entrada o salida de un vehículo, o el propio movimiento de la puerta. Es tanta la seguridad que aportan que en la gran mayoría de ayuntamientos es obligatoria su instalación para regular el tráfico en las salidas/entradas de garajes en las aceras, o en zonas rurales, para advertir a quienes circulan por el camino o carretera de que un vehículo puede salir de la finca, etc.

Las fotocélulas detectoras de obstáculos, tienen un componente de seguridad muy alto, pues hacen que la maniobra de cierre de una puerta se detenga inmediatamente y además se retraiga si el motor tiene sistema Encoder. Esta es una grandísima ventaja, pues en el caso de calarse el coche en medio de la puerta mientras se cierra o detenerse por una emergencia, o cruzar un peatón, niño, bicicleta, etc mientras se cierra…

Los motores con mandos con sistema antipánico de CAME han supuesto una verdadera innovación de seguridad. Este sistema anula la señal de todos los mandos mientras una puerta se abre, impidiendo así que por error apretemos un botón ordenando que se cierre y por tanto eliminando el riesgo de impacto.

Los accidentes con puertas automáticas si los motores son de calidad y está provistos de sistemas internos de regulación de fuerza, anti-aplastamiento y sistema encoder (al tocar obstáculo se retraen), no suelen ser graves, ya que el golpe a una persona adulta será medianamente leve (no ocurre lo mismo con los niños en los que las lesiones pueden ser muy graves). No obstante económicamente si golpean un vehículo, si que vamos a tener un disgusto para el bolsillo, ya que cualquier golpe daña pintura y carrocería.

Un consejo: si vemos la puerta moverse no intentemos que se pare metiendo el morro del coche, ya que lo más probable es que no lo consigamos (caso real y más habitual de lo que podáis pensar).
Si la puerta automática no está protegida con fotocélulas o banda sensible, y el coche está en el recorrido de la puerta no lo muevas. Intenta darle al mando, pero jamás quieras ser más rápido que la puerta, porque te llevarás la puerta y destrozarás el coche (caso también muy real y habitual).

Protégete de gastos por accidente, y disgusto mayores, no ahorres en seguridad, las normas están para cumplirlas, pero por encima de las normas está el sentido común.

La seguridad en las puertas batientes

motores-y-automatismos-para-puertas-abatibles-batientes-automaticas-vicape-aprimatic-motorline-tienda-online

motores-y-automatismos-para-puertas-abatibles-batientes-automaticas-vicape-aprimatic-motorline-tienda-online

Las puertas batientes o abatibles automáticas, son aquellas que se abren girando sobre el eje lateral de la hoja de la puerta.

Pueden ser de 1 o 2 hojas, y por las características de los motores que les corresponde no son especialmente peligrosas para las personas, ya que la potencia necesaria para mover la/s hoja/s es baja. De todos modos, al igual que en otros tipos de puertas, deberemos disponer de uno o varios sistemas de seguridad que eviten accidentes y daños a personas, animales y enseres personales como los vehículos.

El sistema más apropiado por eficaz y eficiente son las fotocélulas para puertas: aunque existen otros como las bandas neumáticas o los detectores de masa magnética, las fotocélulas ofrecen la máxima certeza y seguridad a la hora de detectar preventivamente obstáculos, y detener la puerta y revertir la maniobra de cierre, de manera inmediata.

En el caso de las puertas batientes o abatibles y la instalación de fotocélulas, ya sean fotocélulas de espejo o reflexión o de emisor receptor, debemos instalar dos unidades conectadas en serie, una en el borde exterior de la puerta y otra en la parte interior, ya que si solo instalamos una protegeremos tan solo parcialmente la zona de paso de la hoja u hojas.De este modo si una persona, animal u objeto, se encuentra fuera del radio de acción de la fotocélula, la puerta se cerraría igualmente provocando probablemente un accidente.

Por tanto siempre que la situación nos lo permita, debemos instalar dos fotocélulas. Si bien es cierto que en algunas ocasiones cuando la puerta está en una finca y no tenemos paredes laterales interiores, la dificultadad para instalar el segundo juego es alta, siempre podremos instalar unos postes de aluminio que existen a tal efecto para poder sujetarlas de manera útil, a la par que se logra un efecto muy estético y seguro.

Podéis ver un ejemplo de los postes para fotocélulas en la foto de inicio con el número 7

En el peor de los casos de no “poder” instalar fotocélula, debemos contar con un automatismo para para puertas abatibles que permita programar en el cuadro de maniobras o centralita a bordo, un modo “semiatomático” o “paso a paso”: es decir, que la puerta no se cierre sola hasta que no demos una orden con el mando o un pulsador para confirmar que debe cerrarse mientras la observamos.