Motores para puertas en promoción de navidad: Motorline Bravo 500

Imagen

¿e gustaría regalar algo muy confortable, de alta calidad, y muy seguro? El KIT NAVDAD Motorline BRAVO 500, con su motor para puertas correderas, los dos mandos para la puerta – o más si necesitas – y la garantía total VICAPE.COM, son la mejor elección.

Y además hasta que lleguen los Reyes magos, lo tendrás todo por solo 350€, iva y transporte incluido, con entrega en 24-48 horas!

Corre, solo tenemos 900 unidades para esta promoción!

Otros motores:

Anuncios

Motores para Puertas Tranquilas

puertas automaticas tranquilas vicape

Comprar el motor para la puerta de nuestro garaje, hogar o negocio, es una decisión importante, dado que la seguridad y la comodidad de la puerta automática,  van a depender de la calidad del automatismo que instalemos, y sus características propias.

Motores para puertas tranquilas

Tenemos muchos clientes que cuando nos piden asesoramiento para comprar e instalar nuevos motores para sus puertas, ya sean puertas correderas, de garaje basculantes o seccionales, batientes de una o dos hojas, enrollable… nos piden como fundamental lo siguiente:

  1. Que el motor sea silencioso para no molestar a vecinos y habitantes de la casa, especialmente en zonas tranquilas, y en horarios nocturnos.
  2. Que los niños, adultos, animales, coches, motos y bicicletas que usen la puerta automática estén a salvo de golpes y aplastamientos.
  3. Que el motor abra abra y cierre la puerta lo más rápido posible, para evitar esperas que propicien atracos, y  atascos de tráfico en calles concurridas.
  4. Que el motor no falle y de averías.

Pues estos cuatro puntos, son los que cumplen los motores para puertas a los que los técnicos de VICAPE llamamos “Motores para puertas tranquilas” .

Los motores para puertas tranquilas se identifican porque incorporan la Tecnología 24V, la cual los hace mucho más silenciosos que los antiguos de 230V, están protegidos por campanas protectoras ABS, que silencian el ruido de los mecanismos internos, además de proteger el motor en sí, de golpes y la abrasión del clima.

Los motores para puertas tranquilas tendrán baterías de emergencia , para que en caso de fallo del suministro eléctrico, los sistemas anti-aplastamiento, fotocélulas, y STOP de emergencia, sigan funcionando correctamente, gracias a las baterías, y así evitar accidentes. Además, sin un atracador, corta el cable de corriente, para que nuestra puerta no abra, y aprovechar el momento para asaltarnos, si tenemos baterías instaladas en una puerta automática, ésta se abrirá y cerrará como siempre, lo cual incrementa notablemente la seguridad.

La velocidad es cuestión de motores de alta capacidad, diseñados en principio para lugares de mucho tráfico, como Centros Comerciales, parkings, hoteles, negocios…sin embargo, los motores rápidos para tráfico intensivo, pueden instalarse perfectamente en el ámbito residencial y comunitario, ofreciendo un extra de confort y seguridad, por su excepcional velocidad.

Respecto a la fiabilidad y durabilidad de los motores para puertas, los materiales, la inversión en diseño e investigación industrial, las innovaciones aplicadas y el cumplimiento de las normativas CE y EN, son la clave. Evidentemente, todos estos aspectos, repercuten en el precio, que sin bien un motor nos puede parecer barato respecto a otro, si analizamos bien las características de cada uno, el fabricante que lo haya diseñado y construido, y la solvencia técnica del distribuidor o instalador, veremos que nuestra tranquilidad merece la inversión. Son marcas de automatismos absoluta referencia en durabilidad y fiabilidad, MOTORLINE, CAME, ERREKA Y APRIMATIC.

La forma más sencilla de encontrar el motor adecuado para automatizar una puertas tranquilas, es hablar con un técnico especialista, por lo que como siempre, el equipo técnico de VICAPE, estamos a vuestra disposición de consulta en:

vicape@vicape.com

 934737015

Y en la zona de comentarios de nuestro blog.

www.vicape.com

Las baterías de los motores para puertas automáticas

motores-puertas-con-bateriasCon la llegada de la tecnología 24V en los motores para puertas liderada por CAME, y seguida por otros fabricantes como Motorline o Erreka, además de traer aspectos tan importantes como el ahorro energético, el incremento de la seguridad, y la más larga vida útil y fiabilidad, ha supuesto el avance definitivo para el funcionamiento de los automatismos con baterías recargables.

Instalar en nuestras puertas motores con baterías  incrementa considerable el confort y la seguridad ante incidentes como el corte del suministro eléctrico, dado que aun sin corriente de 230V, la puerta automática y todos sus sistemas de seguridad (antiaplastamiento, detección de obstáculos, electrofreno, etc, ) seguirán funcionando con normalidad, es decir, seguiremos pudiendo abrir la puerta automáticamente con nuestro mando a distancia, teclado o pulsador, evitando tener que bajarnos del coche, buscar la llave de desbloqueo del motor para liberar la puerta, abrirla a mano, y cerrarla a mano, que en muchos casos, por el peso de éstas, es una tarea costosa y peligrosa.

Además, las baterías no suponen un incremento de precio muy notable, por lo que por esta pequeña inversión extra, amortizaremos su utilidad con creces, en la larga vida del motor de la puerta.

En motores para puertas correderas con baterías destacan los modelos MOTORLINE 524, que vienen con 2 baterías instaladas de serie, o los motores CAME BX 243, a los que se les puede añadir baterías 24V.

En motores para puertas de garaje basculantes y seccionales, por calidad de materiales y fiabilidad recomendamos los motores MOTORLINE ROSSO 60, MOTORLINE ROSSO 100, y CAME VER. todos ellos con tecnología 24V y la opción de instalar 2 baterias.

En motores para puertas abatibles, tanto los motores MOTORLINE ELEGANT para puertas de 1 hoja, MOTORLINE ELEGANT para puertas de 2 hojasson una solución perfecta para puertas residenciales, comunitarias e industriales.

La importancia de las normas de seguridad de las puertas automáticas y el sentido común

Avisador luminoso para puertas de garaje automáticasHace 7 años (mayo de 2005) entró en vigor la última directiva comunitaria (Unión Europea) sobre las puertas automáticas y manuales, por la que se obliga a fabricantes e instaladores a cumplir con una serie de obligaciones en materia de seguridad de las puertas.

Uno de los puntos más importantes en la seguridad obligatoria son las fotocélulas detectoras de obstáculos y los avisadores luminosos de apertura y cierre de las puertas.

Independientemente de que la instalación la haga un técnico, o la hagamos nosotros como particulares, incluso de las normas, lo primero que siempre debemos tener en cuenta es la seguridad de quienes van a usar nuestras puertas, los que van a estar cerca de ellas, y de nosotros.

Muchos usuarios cuando deciden instalar un automatismo, intentan hacerlo de la forma más económica posible, y como en casi todo tratamos de ahorrar lo más posible, además de perjudicar la durabilidad y funcionalidad del motor, se reduce drásticamente el nivel de seguridad de la puerta, aun siendo un elemento ciertamente peligroso en el día a día.

En muchas ocasiones hemos escuchado decir: “yo tengo cuidado de abrir o cerrar la puerta cuando la veo y no hay nadie”. Y es cierto, tenemos cuidado, pero como en tantos otros aspectos de la vida, también tenemos cuidado, y no por eso deja de haber accidentes como ocurre con el tráfico, tanto por nuestras distracciones como por acciones no controladas de terceros. Recientemente nos relataban como un ciclista tuvo un grave accidente al chocar con una puerta basculante con apertura hacia el exterior por no verla, ni tampoco tener posibilidad el propietario de divisarle para advertirle. Faltaba un aviso luminoso…

Esta es la verdadera e importante razón a la hora de decidir instalar elementos de seguridad (fotocélulas, bandas, avisadores luminosos, motores con encoder, mandos con sistema antipánico…)

Los avisadores luminosos, a pesar de su bajo coste, son uno de los elementos de seguridad más agradecidos sobre todo para terceros. Advierten de que una puerta se está moviendo, y por tanto peatones y otros vehículos se preparan para tomar las debidas precauciones ante la entrada o salida de un vehículo, o el propio movimiento de la puerta. Es tanta la seguridad que aportan que en la gran mayoría de ayuntamientos es obligatoria su instalación para regular el tráfico en las salidas/entradas de garajes en las aceras, o en zonas rurales, para advertir a quienes circulan por el camino o carretera de que un vehículo puede salir de la finca, etc.

Las fotocélulas detectoras de obstáculos, tienen un componente de seguridad muy alto, pues hacen que la maniobra de cierre de una puerta se detenga inmediatamente y además se retraiga si el motor tiene sistema Encoder. Esta es una grandísima ventaja, pues en el caso de calarse el coche en medio de la puerta mientras se cierra o detenerse por una emergencia, o cruzar un peatón, niño, bicicleta, etc mientras se cierra…

Los motores con mandos con sistema antipánico de CAME han supuesto una verdadera innovación de seguridad. Este sistema anula la señal de todos los mandos mientras una puerta se abre, impidiendo así que por error apretemos un botón ordenando que se cierre y por tanto eliminando el riesgo de impacto.

Los accidentes con puertas automáticas si los motores son de calidad y está provistos de sistemas internos de regulación de fuerza, anti-aplastamiento y sistema encoder (al tocar obstáculo se retraen), no suelen ser graves, ya que el golpe a una persona adulta será medianamente leve (no ocurre lo mismo con los niños en los que las lesiones pueden ser muy graves). No obstante económicamente si golpean un vehículo, si que vamos a tener un disgusto para el bolsillo, ya que cualquier golpe daña pintura y carrocería.

Un consejo: si vemos la puerta moverse no intentemos que se pare metiendo el morro del coche, ya que lo más probable es que no lo consigamos (caso real y más habitual de lo que podáis pensar).
Si la puerta automática no está protegida con fotocélulas o banda sensible, y el coche está en el recorrido de la puerta no lo muevas. Intenta darle al mando, pero jamás quieras ser más rápido que la puerta, porque te llevarás la puerta y destrozarás el coche (caso también muy real y habitual).

Protégete de gastos por accidente, y disgusto mayores, no ahorres en seguridad, las normas están para cumplirlas, pero por encima de las normas está el sentido común.

Como instalar motores para puertas correderas

como-instalar-motor-puerta-corredera

Motor para puertas correderas de hasta 800kg – 1500kg y 3000 kg STATEUROP MOTORLINE – http://www.vicape.com

Instalar automatismos para puertas no siempre ha sido fácil, ni siquiera para los instaladores profesionales. Sin embargo desde hace unos pocos años, algunos fabricantes han apostado por innovar en el diseño técnico de sus motores para hacer lo más rápida y sencilla la instalación, tanto, que cualquier persona sin conocimientos ni experiencia puede automatizar sus puertas sin dificultades, con unas pocas herramientas de las que todos tenemos por casa, y en tiempo record. Así que hoy voy a explicaros de manera sencilla como instalar los motores para puertas correderas tanto de residencias, como de comunidades y negocios e industria.

Una observación antes de empezar: no todos los fabricantes de automatismos invierten lo mismo en “diseño fácil” por lo que no todos los motores se instalan con igual facilidad. Identificad siempre fabricantes y modelos que especifiquen que su sistema de instalación está simplificado. Dicho esto… manos a la obra!

LOS MATERIALES

Cinta métrica – Destornillador de Estrella – medidor de nivel – Taladro – Corta y pela cables – tijeras- y si la puerta pesa más de 800kg, como tendremos que usar cremallera de acero zincado, un pequeño equipo de soldadura.

EVALUANDO LA PUERTA AUTOMATICA Y EL MOTOR

El primer paso siempre es evaluar la instalación que vamos a realizar, teniendo principalmente en cuenta si nos han dejado preparada la instalación eléctrica y la base para anclar el motor o no. Tengamos en cuenta que vamos a precisar de suministro eléctrico de 230V, que la puerta se desliza correctamente sobre la guía del suelo, y además lo hace de manera estable gracias a los rodillos de nylon. De encontrar algún problema, deberemos revisar los herrajes de la puerta  su estructura para reparar, sustituir, engrasar, limpiar… De otro modo la puerta está lista para automatizar.

 Es muy importante que hayamos tenido en cuenta el peso de la puerta para adquirir un motor acorde a ella. Existe la leyenda urbana y la mala praxis profesional por vender motores de más alta capacidad y por tanto mayor coste, de que se necesitan motores con mucha más capacidad que la del peso real de la puerta. Eso es absolutamente FALSO. Los fabricantes se deben a unas normas impuestas por la Unión Europea y el marcado CE, en las que deben de indicar el peso máximo de una puerta y ser realistas, amén de que incluso se obliga a indicar menor capacidad máxima de la que realmente tienen. El problema es que esas mentiras y leyendas urbanas que “justifican” la necesidad de un motor mucho más grande, además de un sobre coste económico, van a acortar la vida del motor, ya que tanto peca quedarse corto como trabajar con exceso, lo que provoca serios desajustes en los compuestos mecánicos optimizados para trabajar en un determinado rango de esfuerzo. Por tanto os recomiendo huir de quién os aconseje basándose en argumentos del tipo “necesita más fuerza por el tirón de arranque” “necesita más fuerza para luchar contra el viento”, etc., porque todo eso ya está exigido por Ley, y los fabricantes homologados CE cumplen rigurosamente con fuerzas de resistencia y demás exigencias técnicas.

Calcular el peso de nuestra puerta es muy sencillo: Longitud X Altura X 25 + 10% del coeficiente de rozamiento.

Ejemplo puerta de hierro de 5mx2m: 5 X 2 X 25 X 1,10 = 275 kg (con un motor hasta 300kg estaremos plenamente cubiertos)

INSTALAR EL MOTOR Y LA CREMALLERA

Con el kit del automatismo a nuestro lado, lo siguiente será tomar medidas de la posición del motor y la cremallera. Si ya tenemos el lugar para anclarlo, bastará con colocar el motor sobre la base, poner la cremallera sobre el piñón, colocar un medidor de nivel sobre está, y marcar en la puerta y suelo las referencias del equilibrio y la posición adecuada para anclar el motor. Además el fabricante señalara unas distancias óptimas orientativas en su manual.

En el caso de que no tengamos la base, haremos la misma operación, a fin de establecer dónde haremos la base de hormigón y para ello prepararemos un pequeño encofrado respetando las distancias que marque el manual de instalación, y haciendo llegar el cable hasta el mismo, ya que en él se aposentará la base del motor, desde la que se accederá para alimentarlo electricamente además de la conexión con accesorios tales como las fotocélulas, los avisadores luminosos, los teclados de código o los videoporteros entro otros.

Colocar la base de fijación y anclaje del motor es el siguiente paso, usando los tornillos y arandelas de anclaje que traerá consigo el kit del automatismo, y asegurándonos de haber pasado los cables por los agujeros de la base, y que estos sobresalgan un mínimo de 40cm.

De seguido quitamos la carcasa o campana protectora del motor para comprobar que los agujeros pasacables están ya abiertos, o están cubiertos por el protector que quitaremos simplemente empujando con un destornillador. Pasamos los cables por dichos agujeros y aposentamos el motor sobre la placa de fijación.

Ahora desbloqueamos el motor (cada modelo tiene un sistema distinto de llave, palanca, etc.) para dejar libre el movimiento de la rueda dentada, y apoyamos la cremallera metálica sobre dicho piñón. De seguido guiados por las marcas realizadas en la puerta corredera y el nivel, atornillamos o soldamos la cremallera según proceda (para puertas de menos de 800kg, la mejor opción es la cremallera de nylon con alma de acero que además de atornillar se puede soldar).

Si la cremallera ya viniera instalada en la puerta, solo precisaremos de regular la distancia y altura con el piñón desde los ajustes del motor.

Abrimos y cerramos la cancela corredera manualmente, y regulamos la distancia de acople entre el piñón y la cremallera mediante el sistema de ajuste del motor.

Si la puerta se abre y cierra deslizándose perfectamente, ya solo nos resta ajustar bien los anclajes, configurar la electrónica a nuestro gusto siguiendo el manual de cada motor, y colocar la tapa o campana protectora de nuevo sobre el motor para proteger electrónica y mecanismos.

¿Y qué hay de las fotocélulas, avisador luminoso, antena, teclado, videoportero…?

Cada automatismo tiene su propio sistema de conexión y programación, y dependerá de las facilidades que el fabricante haya predispuesto para que sea una tarea más complicada o mayormente sencilla. Los mayores problemas con motores poco o nada adaptados a las nuevas necesidades de facilidad y rapidez de instalación, ya nos habrán puesto mil y una trabajas desde el momento de anclar, por obligarnos a posiciones complicadas, operaciones muy muy justas para pasar cables, sistemas lentos para regular piñón-cremallera, y dificultades para acceder a la parte de las conexiones eléctricas y sus sistema de funcionamiento y puesta en marcha.

Para concluir señalar algo obvio, pero que muchas veces el afán comercial o el desconocimiento no dicen: aunque es muy fácil automatizar una puerta, siempre, absolutamente siempre debemos contar con el respaldo de profesionales, que en caso de dudas o no entender algo de las instrucciones, nos las puedan resolver para seguir avanzando en la instalación, y ésta sea totalmente segura para los nuestros y nosotros mismos.

Vicente Castillo, experto en puertas automáticas

Automatismos y motores recomendados para puertas correderas automáticas:

Artículos relacionados de interés:

Calcular el peso de las puertas correderas, batientes y de garaje.

Imagen

A raíz de un anterior artículo sobre el peso de las puertas y los motores adecuados para ellas, muchos clientes nos han confesado que en su momento les “vendieron” motores sobrados de potencia para el peso de su puerta, o que iban a hacerlo con esa creencia, pero las razones técnicas pesan más que las leyendas populares o algunos ardices comerciales,y luego las consecuencias las paga el cliente y los usuarios, lo cual no es justo. Por eso hoy quiero que aprendáis a calcular el peso de vuestras puertas, ya que es muy sencillo a la par que vital.

PESO DE PUERTAS CORREDERAS Y ABATIBLES

Método 1: Báscula y marcado de la puerta

Si tenemos una báscula industrial es tan sencillo como pesarla. En algunos casos los fabricantes de la puerta incluyen una etiqueta, placa o marcado con el peso y las dimensiones exactas.

Método 2: A mano.

Método impreciso pero válido totalmente para puertas pequeñas, ya que los motores con menor potencia se fabrican para puertas de hasta 300kg, y si una, dos y hasta 3 personas pueden levantarla sin ayuda mecánica, es que pesa seguro menos de 300kg (método no válido para muy forzudos claro está!)

Método 3: Sencillo y fiable: Cálculo por fórmula

Longitud de la puerta X Altura de la puerta X 25kg = peso de la puerta. Al que hay que añadirle el 10% efecto del rozamiento sobre la guía, cremallera metálica, contrapesos, etc,  de tal manera que una medida clásica para puerta corredera de 5m x 2m se calcula así:

5 X 2 X 25 X 1,10 = 275kg por lo que con un automatismos con capacidad hasta 300kg, tendremos lo necesario sin derrochar en consumo eléctrico, el desgaste prematuro por exceso de holgura en fuerza aplicada, etc.

PESO DE PUERTAS DE GARAJE SECCIONALES Y BASCULANTES

Por convenio técnico, los motores para las cancelas seccionales y basculantes (las que se abren hacia el techo de los garajes), miden su capacidad por los metros cuadrados de la puerta, lo cual se calcula de manera muy sencilla: Altura x longitud de la puerta.

Una puerta típica de garaje de vivienda unifamiliar mide sobre 2,5m X 5 = 12,5 m2, mientras que para garajes comunitarios nos encontramos medidas más amplias para facilitar el tráfico en ambos sentidos: 2,5m X 8 m = 20 m2, y de ahí en adelante ya hablamos de puertas industriales.

La capacidad de los motores y el peso de las puertas

El avance en los materiales y procesos de fabricación están consiguiendo que las cancelas sean cada vez más resistentes y ligeras, una gran ventaja si vamos a automatizar una puerta o persiana por las siguientes razones:

Menor peso significa menor necesidad de potencia en el automatismo y por tanto: menor consumo eléctrico.

En muchas ocasiones nuestros clientes nos piden motores con una capacidad muy superior al del peso de la puerta (por ejemplo un motor de 800kg para una puerta de 250kg) lo cual es un gran error fruto de la creencia de que así el motor trabaja más holgado y por tanto dura más.También está muy extendida la leyenda de que hace falta un motor con más capacidad del peso de la puerta para hacer frente a determinadas condiciones meteorológicas como fuerte viento.

Ambos casos son errores totales, y una total desventaja para nuestra economía, al pagar más por un motor con una capacidad que no necesitamos, y el sobre coste en la factura eléctrica que vamos a pagar.

La realidad es que la gran mayoría de los automatismos para puertas, están diseñados para funcionar de acuerdo al rango de peso específico, contando también con las fuerzas especiales que puedan suponer grandes rachas de viento, suciedad en la guía, etc. Así podremos encontrar motores para puertas correderas pequeñas (menos de 300kg), puertas medianas (entre 300 y 500kg), puertas grandes (entre 500kg y 800kg) y puertas industriales de entre 800kg y 1500kg o motores especiales para más peso lógicamente, o en el caso de las cancelas batientes y las puertas basculantes y seccionales de los garajes, de acuerdo a su área total de superficie (altura x logintud), dada las pocas variaciones de peso que existen entre unos y otros materiales en este tipo de puertas.

La capacidad de funcionamiento intensivo

Gracias a la tecnología de funcionamiento interno de 24V, la capacidad de uso intensivo ya no solo es para puertas con tráfico elevado de circulación de vehículos y personas como ocurre en las comunidades de vecinos, hoteles, centros de negocio, etc, sino que además es altamente recomendable también para puertas de viviendas con tráfico reducido diario. La principal ventaja es que los motores para cancelas pequeñas, medianas y grandes con esta función, trabajan ajustados al esfuerzo demandado a baja intensidad, y cuando llegan situaciones especiales como puede ser la visita de muchos familiares y amigos, el motor tiene la capacidad de adaptarse a ese alto ritmo sin riesgo de daños al sistema, mal funcionamiento del motor, y sin castigar el consumo eléctrico. Además suponen una protección extra para los motores usados con poca intensidad de tráfico, alargando mucho su vida útil.

Como siempre recomendamos ante cualquier duda a la hora de elegir un motor y comprender sus características particulares, hablar con expertos en automatismo y puertas automáticas para encontrar la solución justa a nuestras necesidades.